las fuentes de la vida

Aprenderás cuales son los principales cursos de agua que atraviesan nuestra comarca; las fuentes, ramblas, arroyos, lagunas y embalses. Y cómo han influido en los distintos núcleos de población

  • El agua
  • Acuíferos, ríos, fuentes y manantiales
  • Su relación con los principales núcleos de población

El agua

El agua es la única molécula que puede presentarse de forma natural en tres estados físicos diferentes (sólido, líquido y gaseoso). Las diferentes masas de agua que ocupan la Tierra integran la hidrosfera, que está sometida a un movimiento continuo gracias a la radiación solar. Es lo que conocemos como ciclo del agua o ciclo hidrológico.

El volumen de agua existente en la Tierra no varía, por lo que el ciclo hidrológico funciona como un sistema cerrado a escala global. La materia —el agua— se transforma, pasando de un estado físico a otro, pero no puede escapar del planeta. Pero cuando hablamos de una región o comarca, este ciclo se comporta como un sistema abierto, con entrada de materia a partir de las precipitaciones y salida mediante escorrentía y evapotranspiración. La trayectoria del agua no es lineal, sino que puede tomar diferentes caminos, por ejemplo cuando es retenida por las plantas, se evapora, forma escorrentías superficiales o se filtra hasta los acuíferos.

La península se estructura en cuencas vertientes o demarcaciones hidrográficas determinadas por el relieve. Cada una de ellas está formada por una red de cauces que van confluyendo en uno principal hasta desembocar en el mar. El territorio de la comarca forma parte de la demarcación hidrográfica del Segura. Esta demarcación de la vertiente mediterránea tiene un régimen fluvial pluvial mediterráneo, con caudal muy bajo y estiaje muy intenso en verano.

Demarcaciones hidrográficas - IGN

Red hidrográfica principal de la comarca Campos de Hellín

Acuíferos, ríos, fuentes y manantiales

Masas de agua subterránea - IGN

Los ríos, embalses y acuíferos son los dominios hídricos de mayor importancia en el territorio de nuestra comarca. Son esenciales tanto para abastecimiento de núcleos de población como para uso agrícola, industrial o hidroeléctrico, sin olvidarnos de cómo influyen en la configuración del paisaje.

Los dos cursos de agua más importantes de la cuenca del Segura —los ríos Segura y Mundo— atraviesan el sur de la comarca en dirección este-oeste hasta su confluencia en Las Juntas (Las Minas). El Segura ejerce de límite natural de nuestra comarca (concretamente del término municipal de Hellín) con el término municipal de Moratalla, en la provincia de Murcia.

Pero también encontramos cursos de menor entidad que han contribuido al establecimiento de núcleos de población como en el caso de Ontur, que es atravesado de norte a sur por un arroyo (El Royo) y de oeste a este por un camino histórico entre Andalucía y Valencia, el paraje donde se vadeaba el arroyo se llamó originariamente ‘el vadico’ y hoy se conoce como Bayco.

Presa del Bayco

Los acuíferos son formaciones rocosas delimitadas por rocas impermeables, en cuyo interior puede almacenarse y fluir el agua subterránea, en función de su porosidad y permeabilidad. Se recargan por infiltración y percolación y descargan a través de ríos y manantiales.

Abundan en nuestra comarca elementos hídricos superficiales del tipo arroyo‐rambla, la mayoría de carácter estacional debido a las condiciones climáticas de la zona. Se forman en climas semiáridos donde llueve esporádica y torrencialmente, y donde no existe una cubierta vegetal suficiente. El agua no puede ser retenida sobre la superficie y escurre rápidamente, dando lugar a inundaciones repentinas, generando morfologías encajadas debido a su alto poder erosivo. Destacan las ramblas de Minateda y Entresierras.

La rambla de Minateda cruza la comarca de norte a sur hasta su confluencia con el río Mundo en la cola del embalse de Camarillas. Su cauce se corresponde con el del arroyo de Tobarra. Ha sido canalizada con un lecho de piedra debido a sus frecuentes avenidas, evitando así la erosión y minimizando los posibles daños.

Arroyo de Tobarra en las inmediaciones del Tolmo de Minateda

Rambla de Entresierras

La de Entresierras se localiza entre la sierras de Abenuz y Navajuelos, al noroeste de Tobarra. Es una rambla muy encajada sobre materiales terciarios. Tiene unos 20 m de anchura y hasta 4 m de alto en algunos puntos, con bordes bastante escarpados y tonalidades rojizas características de estos materiales arenosos. La rambla Sangronera, en el noreste de la comarca, se ve retenida por la Presa del Bayco u Ortigosa y evita crecidas en Ontur.

En el número 78 de la revista Muchas gracias (Madrid, 1925), dentro de la sección “Estampas Galantes” (p. 10), encontramos unos versos de Mariano Tomás, poeta, novelista y periodista, nacido en Hellín en 1890. Los versos están dedicados a una agramonera, Dolores, y en ellos se alude a varios topónimos de la zona como Cancarix, el Azaraque, la rambla del Saltador o los ríos Mundo y Segura.

Los pantanos del Cenajo (en el río Segura) y Camarillas (en el Mundo) regulan estas aguas a su paso por la comarca, erigiéndose en enclaves de singular belleza, encajonados en zonas montañosas y dotando al municipio de una particular riqueza faunística, botánica y geológica.

Con 437 hm3 el Cenajo es el embalse con más capacidad de la cuenca hidrográfica del Segura, ocupando una superficie de 1732 ha. Se puso en funcionamiento en 1961, aunque se inauguraría oficialmente dos años después. Inundó ricas vegas de Férez y Socovos así como el viejo puente de la Alcantarilla de Jover. Cerca de la presa entramos la comarca por el estrecho de la Herradura, un espectacular cañón con paredes verticales en el que el peculiar giro de las aguas hace honor al nombre. La presa, con 84 m, ofrece una espectacular panorámica del estrecho y del río, que apenas liberado, gira al este para ir al encuentro del Mundo. El conjunto de paisaje e ingeniería se halla coronado por la Cruz del Obrero, varios metros sobre el túnel que da acceso desde Hellín.

Embalse de Cenajo

El río Mundo atraviesa la última sierra que lo separa del Segura a través del Cañón de los Almadenes. El cañón tiene casi un kilómetro de longitud, la altura de sus paredes alcanza los ochenta metros y el ancho llega a reducirse a cuatro metros. La singularidad ha sido aprovechada desde hace siglos para regular el cauce del río. Desde sus inicios, la Confederación Sindical Hidrográfica del Segura se interesó por construir un embalse en esta zona ya que el embalse de Talave, en el término municipal de Liétor, no tenía capacidad suficiente para regular las avenidas del río Mundo. Las obras se iniciaron en 1932 y, tras quedar paralizadas por la Guerra Civil, se retomaron en 1953 y concluyeron en 1961. Se inauguró, junto con el del Cenajo, en 1963. Recibe el nombre del poblado de Camarillas, cuyas viviendas y tierras dedicadas al arroz y otros cultivos sepultaron sus aguas. Tiene una capacidad de 36 hm3.

Presa del Embalse de Camarillas

Si bien el embalse de Talave no está ubicado en la comarca de los Campos de Hellín si no que hace de frontera con la vecina Liétor, las aguas que desde él se desembalsan si discurren por nuestras tierras y se le ha considerado casi como parte de nuestro patrimonio. Su construcción se terminó en 1918 y su presa tiene una altura de 38 metros y una capacidad de 39 hm3.

Primer llenado de la presa del embalse de Talave (1918) - Royal

Las lagunas son depósitos naturales de agua —generalmente dulce— de menores dimensiones que los lagos, diferenciándose de estos generalmente por su poca profundidad. Este valor es variable según el país donde se encuentren. En España se consideran lagunas aquellas que no superan los 15 metros de profundidad. En nuestra comarca destacamos la de Alboraj, en Tobarra, y la de los Patos, en Hellín.

Laguna de Alboraj, al fondo Tobarra

Laguna de Alboraj. Esta pequeña laguna se sitúa unos 600 metros de altitud en los alrededores del kilómetro 3 de la carretera que une Tobarra y Cordovilla. Se trata de una dolina inundada —conocidas en la zona con el nombre de torcas—, formada por dos lagunas de origen kárstico y en sus orillas se desarrolla una interesante vegetación de humedal. Recibe aportes hídricos de manantiales subterráneos y precipitaciones atmosféricas en menor medida. 

La laguna es hiposalina, siendo sus aguas de tipo sulfato-magnésicas. En 1996 fue declarada microrreserva natural por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

Laguna de Alboraj

Laguna de los Patos, al fondo Hellín

Laguna de los Patos está situada a 3,5 km de Hellín, al suroeste de la ciudad, accediendo a ella por la carretera de Mingogil. 

Se originó a partir de las obras que llevó a cabo el IRYDA para transformar una zona pantanosa en una balsa artificial para riego. Presenta suministro de agua artificial procedente de un colector de aguas pluviales, con aguas permanentes durante todo el año. Su litoral y su fondo son fangosos y cenagosos, siendo muy abundante el yeso como elemento integrante del sustrato, lo que confiere al agua de las lagunas cierto carácter salino. Tiene una longitud de 400 m, una anchura de 300 m y una máxima profundidad de 2 m. Bordean la laguna formaciones de carrizo, enea y juncos. Como especies arbóreas se encuentran pies diseminados de chopos y sauces. Como especies nidificantes se localizan el ánade real, la focha común y la polla de agua. Fue declarada refugio de caza por la Junta de Comunidades de Castilla- La Mancha.

¿sabías que en la laguna de los patos ... ?

En la laguna de los Patos hay varios observatorios para poder contemplar o fotografiar a las aves sin que sean molestadas

Características de la comarca son también los abundantes manantiales y fuentes, que hasta dan nombre a dos de sus municipios: Fuente-Álamo y Ontur.

Fuente-Álamo se caracteriza por la abundancia de fuentes junto a las que crecen álamos, olmos y otras especies vegetales que son propias de climas más húmedos. Los antiguos habitantes lograron generar un caudal constante en la fuente del Escaramujo es uno de los parajes en que los habitantes del municipio excavando galerías (‘minaos’) lograron un caudal constante de agua para consumo y riego de pequeñas huertas. Al sur del municipio, junto a la carretera de Hellín y la ladera meridional del cerro Mainetón, encontramos un ejemplo de manantial en el paraje de Los Chortales, donde el agua aflora de forma natural formando pequeñas charcas.

El balneario de la Pestosa, al pie de la sierra de los Navajuelos y apenas a 1,5 km al SE del pico Abenuz, cuenta con una superficie vertiente constituida por terrenos bastante permeables: dolomías y calizas de edad jurásica y materiales detríticos cuaternarios (arenas y conglomerados). El topónimo ‘Pestosa’ se debe a la existencia, en esta área, de azufre de origen sedimentario asociado a los depósitos margosos del Mioceno Superior.

El manantial conocido como los Baños de Santa Quiteria se sitúa 1 km al sur de Mora de Santa Quiteria, en terrenos biocalcareníticos que, por el sur, pasan lateralmente a margas arenosas. Por el oeste limitan con la formación diapírica de Santiago de Mora, constituida por arcillas rojas y yesos de edad triásica.

En los baños del Azaraque, cerca de Agramón. tiene lugar una surgencia en materiales margosos con alternancia de calizas tableadas del Mioceno Superior. Su proximidad a los depósitos aluviales (arenas y limos con cantos) del río Mundo, 3 km aguas arriba del embalse de Camarillas, hace que ocasionalmente, en las etapas de crecida, se vea algo afectado por la hidrodinámica de este tramo del río.

Finalmente, los manantiales existentes al noreste del embalse del Cenajo surgen en depósitos aluviales cuaternarios, en el diapiro del Cenajo y en fondo de una rambla, debido, en parte a la fuga de las aguas del propio embalse a través de los materiales del Dogger y del Mioceno Superior.

Los Chortales

Minao

Fuga de agua en el embalse del Cenajo

Baños del Azaraque

Su relación con los principales núcleos de población

Aunque el porcentaje de aguas continentales respecto al total de la hidrosfera es ínfimo, ríos y lagos han sido determinantes para el establecimiento de asentamientos humanos y para el desarrollo de sus actividades económicas.

El agua ha actuado como eje vertebrador para el establecimiento de los primeros núcleos de población desde el Paleolítico. De ello dan fe numerosos restos de poblamientos íberos, romanos y visigodos, siempre cerca de este recurso esencial. La existencia o cercanía de masas de agua ha hecho posible durante siglos la subsistencia de las abundantes casas de campo y núcleos diseminados a lo largo y ancho de todo el territorio. Muchos fueron abandonados a mediados del siglo XX por las comodidades que ofrecía el núcleo urbano y unas mejores comunicaciones.

Pero otros surgieron fruto de las políticas agrarias como en la zona regable del canal de Hellín con los poblados de colonización: Cañada de Agra, Nava de Campaña y Mingogil. Esta zona, junto con la de Tobarra, comprende aproximadamente las tres cuartas partes de la superficie regable de la comarca y se corresponde con cultivos herbáceos y leñosos en régimen extensivo como la avena, la vid, el olivo, el almendro, y algunos frutales como el albaricoque, melocotonero o el ciruelo. Los recursos hídricos proceden de las aguas superficiales del río Mundo y sondeos artificiales.

La zona regable de Ontur‐Albatana‐Fuente-Álamo, de menor extensión, se dedica fundamentalmente al regadío de apoyo en cultivos leñosos como la vid y el olivo mediante sistemas de riego localizados por goteo. Los recursos hídricos en esta zona proceden en gran mayoría de sondeos subterráneos, la mayoría en el municipio de Ontur.

Lavadero de Albatana

Salto de Tavizna

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies